Saltar al contenido

¿Qué puedo hacer con VLC?

El reproductor multimedia VLC nos ofrece una gran variedad de características y funcionalidades de las que podemos disfrutar en todo momento, pero ¿cómo podemos sacerle el máximo partido a este magnífico reproductor?

A continuación te contamos todo lo que debes saber para que VLC no te esconda ninguna de sus funciones.

El reproductor multimedia integrado de Windows está bien para la reproducción básica de música y vídeo, pero dista mucho de ser la opción más potente disponible. Aquí es donde VLC Media Player puede ayudarte. 

Puede reproducir audio y vídeo de prácticamente cualquier fuente sin necesidad de códecs adicionales, está repleto de herramientas y opciones para ayudarte a obtener la mejor calidad de reproducción posible, y es compatible con plugins de terceros que añaden funciones como las siguientes:

En primer lugar descarga el reproductor VLC

VLC no sólo es un reproductor multimedia potente, personalizable y versátil, sino que también está disponible para casi todas las plataformas del mercado. 

El instalador es bastante autoexplicativo y no debería tener que cambiar ninguna de las opciones predeterminadas. La única sección a la que debe prestar especial atención es “Elegir componentes”, donde puede que prefieras ser más selectivo sobre qué elementos y extensiones instalar. En caso de duda, deja todo seleccionado.

Carga o reproduce un vídeo

La interfaz principal de VLC es un asunto bastante sencillo, y lo primero que querrás hacer es cargar un vídeo. Para ello, puedes arrastrar y soltar un archivo en la ventana del programa o hacer clic en el menú multimedia seguido de Abrir archivo. Date cuenta de que también puedes abrir secuencias de vídeo y discos.

En la parte inferior de la ventana del programa hay controles similares a los que se encuentran en cualquier otro reproductor multimedia: reproducción, parada y pausa, control de volumen y una barra de progreso que te permite saltar a una sección específica de un vídeo.

Ajusta el audio y el vídeo

VLC te da un gran control sobre el aspecto y el sonido de tus vídeos. Haz clic en el botón del ecualizador gráfico en la parte inferior de la ventana (es el sexto botón desde la izquierda), o haz clic en Herramientas > Efectos y filtros para abrir los controles de audio y vídeo.

Para ajustar el sonido, deberás marcar la casilla Activar y utilizar los controles deslizantes para ajustar las diferentes frecuencias de audio a tu gusto. Además de los ajustes básicos, también puedes usar las pestañas Compresor y Spatilizer para experimentar con efectos más avanzados.

Sincroniza el audio y el vídeo

Mientras miramos el cuadro de diálogo Ajustes y efectos, vale la pena mencionar que la pestaña Sincronización se puede utilizar para mitigar el problema de sonido y vídeo que no está sincronizado. Introduciendo una pausa en el audio, o adelantándolo, puedes dejar de soportar videos que parecen haber sido mal doblados.

Pasando a la pestaña Efectos de vídeo en el centro, hay muchos controles que se pueden utilizar para mejorar la apariencia del metraje mediante ajustes como el color, el tono, la nitidez, etc. Incluso existe la opción de rotar el vídeo, ideal para las secuencias que se grabaron en el modo incorrecto en un teléfono.

Añade subtítulos

En la pestaña Sincronización, es posible que hayas notado que las funciones de VLC son compatibles con los subtítulos. Es probable que ya tengas subtítulos para los vídeos que quieras ver, pero también existe la posibilidad de descargarlos desde el programa.

vlc-subtítulos

Haz clic en el menú Ver y selecciona la opción Descargar subtítulos y a continuación, podrás realizar una búsqueda de los subtítulos que puedan existir para lo que estás viendo. VLC buscará automáticamente subtítulos basados en el nombre del archivo que has cargado, pero puedes cambiar esta búsqueda a lo que quieras.

Cambia las opciones de vista

Hay varias vistas con las que puedes experimentar en VLC. El programa se inicia en modo ventana por defecto, pero si se está instalando para ver una película, probablemente querrás cambiar al modo de pantalla completa, sólo tienes que hacer clic en Ver > Interfaz de pantalla completa, o presionar F11.

El modo con ventanas básicas se puede cambiar de tamaño como cualquier otra ventana del programa, pero si los controles en pantalla le distraen, puedes presionar Ctrl + H para cambiar una apariencia más minimalista. La forma de ver depende de lo que estés haciendo, pero existe la interesante opción de reproducir el vídeo como si fuera el fondo de pantalla de tu escritorio seleccionando Vídeo > Establecer como fondo de pantalla.

Utiliza los controles rápidos

Si has cambiado al modo de Interfaz Mínima o de Pantalla Completa, es posible que te preguntes cómo controlar la reproducción. No te preocupes, no hay necesidad de aprender una serie de atajos de teclado si no quieres. Si estás en el modo de pantalla completa, todo lo que tienes que hacer es mover el ratón y aparecerá un conjunto de controles de reproducción a la vista. Desaparecen de nuevo después de dejar el ratón en paz por un rato.

En la Interfaz Mínima, sólo tienes que hacer clic con el botón derecho del ratón en el vídeo que se está reproduciendo y podrás utilizar el menú que aparece para controlar la reproducción.

Capturas de pantalla y listas de reproducción

Hay algunas otras cosas que vale la pena saber sobre VLC, la primera es que es posible tomar una captura de pantalla del video que estás viendo. Sólo tienes que seleccionar Tomar instantánea en el menú Ver.

vlc-lista

Otra característica útil es la posibilidad de crear listas de reproducción. Esta es una gran opción si deseas ver una serie de videos en forma consecutiva y no quieres tener que ir a la molestia de arrancar manualmente cada uno de ellos. Haz clic en Ver > Lista de reproducción o pulsa Ctrl+L y podrás añadir todos los vídeos que desees incluir.

Te interesa saber